Arnica/Tabaco de montaña (Arnica mollis)

<<< Volver

Representa el shock y el traumatismo. Describe a las personas que han disociado su mente y su cuerpo, para las que Arnicahan pasado por un shock o un profundo trauma. Los que se encuentran con su circulación energética bloqueada a causa de traumas pasados, emocionalmente agotados. Su función específica es restaurar y renovar las energías vitales. Nos enseña a recobrar las fuerzas. Clínicamente esta indicada para lesiones físicas, traumatismos, heridas y lastimaduras, aftas, cicatrizaciones, contusiones, hematomas, para el cansancio producto de los nervios. Actúa activando el funcionamiento renal y estimulando el sistema nervioso, circulatorio y respiratorio. Sirve para utilizarla en traumatismos cerebrales, epilepsia y neuritis. Para recuperarse de cirugías, para combatir la debilidad física. Actúa sobre las discapacidades físicas, parálisis y hemiplejías. Su arquetipo es la restauración, devolviéndole al ser, su vitalidad. Enérgicamente actúa como restaurador y curador del cuerpo emocional. Obtenemos como afirmación positiva que nuevamente recuperamos nuestra plena vitalidad.

Desconexión entre el Yo superior y el cuerpo durante un shock o trauma. Para desbloquear muchas enfermedades psicosomáticas de difícil diagnostico. Útil para realizar masajes. Potencia la recuperación de shocks o traumas profundamente enraizados y el habitar conscientemente el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *